LLAMADOS A SER ÍNTEGROS

La palabra integridad viene del hebreo “tamim” y quiere decir entero y si tacha. Decimos que algo se desintegra cuando se quiebra en pedazos y que está en integridad cuando es de una sola pieza.

Ser íntegros, nos lleva a aferrarnos con firmeza a nuestros principios morales y valores espirituales, aún en medio de las dificultades más fuertes.

Vivir con integridad, hace que las personas vean en lo exterior lo que está pasando en nuestro interior. La integridad comienza con la determinación personal a hacer lo correcto aunque nadie jamás se entere de nuestra elección.

Decide a partir de hoy vivir una vida de integridad delante de Dios y los hombres porque…