La Silla

Una silla vacía, siempre será mejor que una silla ocupada por la persona equivocada. Así que ten cuidado con quien sientas en ella. Ya que no todo el que quiere, califica para ser puesto ahí.

Lo tuyo está más cerca de lo que te imaginas y ten por cierto que tu bendición será única, exclusiva y original, así que no te conformes con ningún tipo de copias.