LA BENDICIÓN DE LA NEGACIÓN:

Cuando Dios no te conceda algo, en vez de entristecerte, agradécele, descansa en El y dale gloria, porque muchos hoy están celebrando grandes victorias precisamente porque el Señor no les concedió lo que ellos le pedían en otro tiempo, pensando que era lo mejor.

“Porque solo yo sé los planes que tengo para ustedes. Son planes para su bien, y no para su mal, para que tengan un futuro lleno de esperanza.” Jer. 29:11 (RVC)