¿A QUIÉN YO REPRESENTO?

Desde antes de llegar a la tierra, fui señalada por el Señor para ser una de sus voceras (como muchas otras vasijas que él está utilizando en este tiempo). Desde muy temprana edad comprendí mi llamado y cada día me esfuerzo por llevarlo a cabo.
No busco ser aceptada por todos, solo busco alcanzar aquellos que Dios determinó que yo alcance por medio de la palabra que él pone en mi boca.
Los señalamientos de hombres no me preocupan porque antes de ellos señalarme, Dios me señaló como propiedad suya. Por tanto la única aprobación que necesito es la del que me llamó y me escogió para esta asignación. 
No respondo a las críticas destructivas porque he aprendido que el éxito del ataque de un enemigo, solo depende de tu reacción ante tal ataque. No emito ni emitiré defensa alguna en cuanto a las cosas de las que se me acusa porque al único que le debo dar explicaciones, no las necesita porque conoce todo de mi. No me preocupan las personas que sin causa buscan mi mal, porque con tales acciones solo expresan su triste realidad y a la misma vez, lo necesario que es el hecho de continuar llevando este mensaje de paz, amor, restauración y sanidad que continuamente predicamos. 
Las heridas que ayer tuve, son las cicatrices que hoy me muestran la grandeza del Dios que ha estado conmigo, el único ser de quien soy y para quien vivo, y su propósito en mi vida es que mientras hayan vidas necesitadas de palabras que les ayuden a seguir adelante (aunque seguir adelante parezca ser agonizante) mis labios no dejen de decir lo que él pone en mi boca, y esto es algo que mientras yo viva, jamás dejaré de hacer, sin importar lo que pase ni lo que venga. Porque mientras mis pulmones respiren en la tierra, con todas mis fuerzas serviré a quien es mi fuente, mi defensa, mi apoyo, mi guía y mi fortaleza; la causa de mi existencia y al único ser que mi alma, cuerpo y espíritu representa.
“Mas yo de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús.” Hech. 20:24

Agradezco a todos los que continuamente oran y apoyan el trabajo que Dios nos ha encomendado hacer… Gracias de corazón por ser parte de nosotros!!! Atte. Su hermana y amiga Pastora Yesenia Then.

Copyright © 2019 All Rights Reserved by Yesenia Then. WebMaster: Omar Medina
WhatsApp chat