EL SILENCIO

Hay momentos en los que aunque tengas la razón es preferible callar. Incluso si entiendes que se ha cometido una injusticia en tu contra. Recuerda que esta no es tu guerra sino la de Dios y que si mantienes tu paz, tu victoria llegará sin necesidad de que te vuelvas histérico y sin que tengas que operar según las directrices de tu carne.

Así que no dejes que tu carne te controle ni aceptes sus sugerencias. Has silencio y deja que sea Dios quien te defienda. Porque a veces, el arma más poderosa de nuestro arsenal, es una a la que todos tenemos acceso y se llama ¨el silencio¨.

En ocasiones, es perdiendo como se gana y es dejando pasar muchas cosas, como se obtiene la victoria.

¨Pero ustedes no tienen que intervenir en esta batalla. Simplemente, quédense quietos en sus puestos, para qué vean la salvación que el Señor les dará.¨2 Crónicas 20:17 (NBD). 

Copyright © 2018 All Rights Reserved by Yesenia Then. WebMaster: Omar Medina
WhatsApp chat