ELLA NO ES TU ENEMIGA

En vez de volverte ansioso por traer compañía al tiempo de soledad que Dios permite que pases, utiliza ese tiempo para poner en orden los aspectos de tu vida que deben ser ordenados. 
La soledad no es tu enemiga. De hecho, todo guerrero de la vida en algún momento tendrá que pasar por un tiempo de soledad; hasta el mismo Jesús ante la agonía de su sacrificio, exclamó: “Dios mío, Dios mío ¿Por qué me has desamparado?” Mar. 15:34. 
Primera de nuestra cinco reflexiones escritas con motivo de Semana Santa… Toma nota, aplica y mantente pendiente a las próximas cuatro!!!

Copyright © 2019 All Rights Reserved by Yesenia Then. WebMaster: Omar Medina
WhatsApp chat