GIGANTES EN SABIDURÍA

¨Cuatro cosas son de las más pequeñas de la tierra, y las mismas son más sabias que los sabios: Las hormigas, pueblo no fuerte, y en el verano preparan su comida¨. Proverbios 30: 24-25

Existen ciertas cosas que no necesitan ser grandes o tenerse en grandes cantidades para ser poderosas. Por ejemplo, solo dos onzas de nitroglicerina podrían hacer que estalle un edificio completo, y como dice el viejo dicho: ¨El buen perfume, viene en frascos pequeños¨.

Algo que también es señalado por el proverbista, al mencionar cuatro de las criaturas más diminutas de la tierra, pero que pese a su tamaño, son gigantes en sabiduría. Siendo la primera en la lista las hormigas, que en la temporada de verano, mientras otros juegan, acampan y se divierten, ellas se dedican a almacenar todo el alimento que van a necesitar cuando llegue el invierno. Sin dejar que la estación presente. (aunque todos la tomen para recrearse) les haga perder su alto nivel de enfoque  en las demás estaciones que vendrán más adelante.

La sabiduría de la hormiga está basada en su extraordinaria determinación de dejar algo bueno ahora para obtener algo mejor después.

De igual modo, cuando tú decides no solo disfrutar de la temporada en la que estás ahora, sino en enfocarte en las que vienen más adelante, muchos te dirán que eres exagerado y que debes aprender a vivir el momento. Pero en vez de escuchar esas voces, recuerda que aunque vives en el presente, no puedes dejar de esforzarte, porque luego del ¨verano¨ otras temporadas vendrán y los que se ocuparon de recrearse, mientras tú te sacrificabas, anhelarán tener los resultados que como recompensa de tu esfuerzo, vas a tener tú.

¨…Cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor¨. 1a Corintios 3:8 (RVR 1995).

¨Ve a la hormiga, oh perezoso, mira sus caminos, y sé sabio¨. (RVR 1960).

Share:
Copyright © 2018 All Rights Reserved by Yesenia Then. WebMaster: Omar Medina
WhatsApp chat