NO HABLES DE ELLOS

Cuando entiendas que alguien ha actuado mal o que está presentando alguna conducta que no es apropiada, no hables “de” ella o de él, sino háblale “a” ella o a él. Porque si tú corazón está sano, tu propósito debe ser ayudar a tal persona a mejorar y no querer presentarte como alguien fuerte, basándote en las debilidades de los demás. Por lo que en este día, oro al Señor para que se cumpla en cada uno de nosotros lo establecido por el apóstol Pablo, al decir:

“No salga de vuestra boca ninguna palabra mala, sino sólo la que sea buena para edificación, según la necesidad del momento, a fin de que imparta gracia a los que escuchan” Efes. 4:29 (NVI).

Share:
Copyright © 2018 All Rights Reserved by Yesenia Then. WebMaster: Omar Medina