NO SEAS DESLEAL

¨Y le dijo David: No tengas temor, porque yo a la verdad haré contigo misericordia por amor de Jonatán tu padre, y te devolveré todas las tierras de Saúl tu padre; y tú comerás siempre a mi mesa.¨2 Samuel 9:7 (RVR 1960).

Sin embargo, más adelante vemos que en medio de la crisis que enfrentaba el reino de David a causa de la rebelión  de Absalón su hijo, Siba (el criado de Mefi-boset en conspiración  contra su señor) le dijo al rey, que Mefi-boset estaba en Jerusalén esperando para tomar el poder después que Absalón y David se destruyeran el uno al otro; diciendo que Mefi-boset  había dicho: ¨Hoy me devolverá la casa de Israel el reino de mi padre¨, buscando con esto que David creyera que aquel a quién él había honrado y valorado, hasta el punto de dar un espacio en la mesa real, en vez de unirse a él, se había revelado en su contra en medio de la crisis que enfrentaba.  Pero esta calumnia quedó desactivada más adelante cuando Mefi-boset y David volvieron a reencontrarse. 

¨También salió a recibirlo Mefiboset hijo de Saúl, quien desde el día en que el rey salió de Jerusalén y hasta que el rey regresó en paz no se había lavado los pies, ni se había cortado la barba, ni había lavado su ropa.  Y cuando Mefiboset fue a Jerusalén para recibir al rey, éste le preguntó: «Mefiboset, ¿por qué no te fuiste conmigo?» Y Mefiboset le respondió: «Su Majestad, ¡mi criado me engañó! Como soy cojo, yo le había ordenado que me aparejara un asno, pues había decidido acompañarte. Creo que mi sirviente te ha hablado mal de mí, pero acepto que hagas conmigo lo que bien te parezca, pues para mí tú eres un ángel de Dios. Comprendo que, a los ojos de Su Majestad, todos los descendientes de mi padre merecían la muerte; sin embargo, tú me permitiste comer a tu mesa. ¿Con qué derecho puedo reclamarle algo a Su Majestad

Entonces el rey dijo: «¿Para qué seguir hablando? Yo he decidido que tú y Sibá se dividan las tierras.» Pero Mefiboset replicó: «Por mí, él se puede quedar con todo. A mí me basta con que Su Majestad haya vuelto a su palacio en paz.»¨ 2 Samuel 19:24-30 (RVC). 

Aunque la historia que acabamos de ver se trata sólo de un engaño por parte de Siba, el criado de Mefi-boset, no es extraño que personas a las que hemos honrado y hemos hecho parte de nuestro círculo íntimo, se revelen contra nosotros y que incluso aprovechen los momentos de nuestras peores crisis para levantarse en nuestra contra. Por lo que cada día debemos pedir al Señor que nos ayude a siempre ser leales y agradecidos con aquellos que en algún momento nos honraron y nos llevaron a comer junto a ellos en su mesa. 

¨Lo que hace atractiva a una persona es su lealtad. Es mejor ser pobre que deshonesto.¨ Proverbios 19:22 (NTV).

Share:
Copyright © 2018 All Rights Reserved by Yesenia Then. WebMaster: Omar Medina
WhatsApp chat