¡NO TE MUEVAS!

Cuando Dios te plante en un lugar, no salgas de el solo porque las personas que están ahí te están haciendo la guerra.
Ni siquiera cuando sea la persona o el líder a cargo el que se esté dejando usar. Porque el único que debe moverte del lugar donde te pone, es el Dios que te llevo ahí. Así que no te muevas tú, ni permitas que nadie que no sea el Señor pueda moverte.
Al contrario, actúa con mansedumbre y deja que Dios sea quien pelee por ti. Tal como lo dice Eclesiastés. 10:4

Si el espíritu del príncipe se exaltare contra ti, no dejes tu lugar; porque la mansedumbre hará cesar grandes ofensas.”

Share:
Copyright © 2018 All Rights Reserved by Yesenia Then. WebMaster: Omar Medina
WhatsApp chat